Perfilería de PVC

 
 

Gracias al perfil de 5 camaras y triple junta utilizado en nuestras ventanas de PVC S7000IQ, conseguimos la máxima eficiencia térmica y acústica, con el consiguiente ahorro para el usuario, y con un efecto positivo para el medio ambiente.

Si se combina la reducida trasmitancia del perfil de PVC con vidrios específicamente desarrollados para ser muy aislantes, se consiguen valores de trasmitancia muy bajos, que le aportarán un importante ahorro en el consumo energético de calefacción y aire acondicionado.

La pérdida energética a través de las ventanas o puertas es conocida como Transmitancia térmica. Cuanto más bajo sea su valor, mayor capacidad aislante tendrán esas ventanas y, por lo tanto, el aislamiento térmico ofrecido será superior.

Ampliar información
Carpintería de aluminio y pvc, instalacion de ventanas en Vitoria-Gasteiz
 

El PVC y el fuego

El PVC es un material clasificado como M1 (según norma UNE 53.315), es decir autoextingible, y difícilmente inflamable, de tal modo que cesa la combustión cuando desaparece la llama exterior que la provocó. Además, no propaga las llamas y no gotea, por ello es un material tremendamente usual, no solamente en la construcción, sino también en multitud de aplicaciones.

 

Las ventanas de PVC y el medioambiente

Las ventanas que utilizamos, son respetuosas con el mediambiente:

  • Son reciclables al 100%.
  • Su fabricación implica un  bajo coste energético y pocos desperdicios, ya que los sobrantes de PVC  son asimismo recuperables.
  • Las emisiones a la atmósfera durante la  fabricación de los perfiles de  PVC son nulas, tan sólo vapor de agua, frente a otros materiales comúnmente utilizados en la fabricación de ventanas como el aluminio, que precisa de gran número de elementos químicos en su transformación.
 

Aislamiento acústico

El ruido afecta cada vez más a las personas. Nos persigue allí donde estamos, incluso cuando queremos descansar. La contaminación acústica es uno de los mayores factores de estrés, llegando a perturbarnos física y mentalmente.

Las ventanas que utilizamos permiten colocar acristalamiento de 6 a 42 mm., consiguiendo una reducción acústica de hasta 40 decibelios.(En zonas aeroportuarias los decibelios en la calle pueden ascender hasta 90 dB.)